miércoles, 30 de mayo de 2012

Piedras


Las piedras que dificultan el camino
se convierten en preciosas
bien escuadradas en un templo,
pero pierden la magia cuando abundan.
Y cuando abundan los colores
todo parece gris.
Esa gota de mezcla de acuarela
que cayó en mi pierna,
ahora es de color mierda.

Las piedras me persiguen
y me alejan.

Cuando abunda la alegría
empalagan las sonrisas,
y millones de pájaros del paraíso
de gargantas de limón y miel
aturden los tímpanos de quienes buscan la calma.
Abundan las maravillas
y se convierten en rutina,
las piedras son sólo lisas paredes.

Por esto parece
que lo raro es lo sencillo,
y unos ojos de barrocos precipicios
no conmueven al poeta.
Y las piedras sólo obstruyen mis arterias.

Y por esto triunfan los imbéciles
que ofrecen lo de siempre,
porque abunda la originalidad.
Porque lo inteligente
es reinventar gilipolleces
y repetirlas por siempre,
y cuando cambies
            te criticarán por no saber quién eres.

Si las piedras hablaran…

martes, 29 de mayo de 2012

Alien


Hay un alien en mi ventana
que no me deja dormir.
Lleva calcetines a rayas
y una peluca para pasar desapercibido.

Tiene frío,
pero no le dejaré entrar.
No me intimida su mirada,
parece un buen tío,
pero no le dejaré entrar.

No tengo sueño
ni obligaciones matutinas,
quizá sólo quiera charlar
y, la verdad,
puede ser interesante,
pero no le dejaré entrar.

Aún no.

Me pone más
dejar flotar esta misteriosa tensión
entre su inquebrantable presencia
y mi horizontal posición,
separadas sólo
por un efímero cristal de mierda.

Esperaré,
dejaré brotar la duda,
le miraré con cara de nada
y dejaré que sea él
el que se muera de ganas.


sábado, 26 de mayo de 2012

Siempre quise ser la cigarra


Siempre quise ser la cigarra,
no hay migas para tantas hormigas.
Asumo el hambre
                como pago del descanso.
¿Estómago?, ¿cerebro?, ¿Corazón?, ¿el depósito?.
Veinte euros de gasolina, gracias.
Lleno, vacío, lleno, vacío, lleno, vacío, lleno, vacío,
tanto va el cántaro a la fuente…

Hay cigarras que se disfrazan de hormigas,
las he visto en los vagones.
Estómago lleno
                cerebro vacío
corazón lleno                                                                   de gasolina.
¿El depósito?
No, gracias. Voy en metro.

Siempre quise ser la cigarra,
sin más.

jueves, 24 de mayo de 2012

Ratas


Fusiono cebolla, jazz y deconstructivismo teológico
para informaros, bastardos,
de que vuestra devoción Shakesperiana
hacia lo establecido
mata más que mil terroristas en celo.
Ratas,
traigo mata-ratas para vuestra verborrea.

Tirita hasta el tercer anfiteatro
de vuestro estadio
cuando cojo el bolígrafo,
ratas.
Tirita
porque os irrita que mi tinta
disloque los bloques del tetris que han hecho de vuestra vida.
Ratas,
cuando digo ratas
no estoy hablando de políticos
ni de ese tipo de paralíticos mentales,
estoy hablando de chavales
            de cualquier barrio,
estoy hablando de ancianos
y de hombres de mediana edad
que aun están en la Edad Media.

Rata es todo aquel
ciudadano de “a pie”
manipulado
y condenado a buscar un bocado entre basura
en este desguace de sueños
que se hace llamar Occidente.
Ratas,
hay quien prefiere llamaros alienados
pero los eufemismos son mi punto flaco.

Solo sois ratas adiestradas
para dilapidar el arte en toda su expresión.

            Ratas adiestradas como robots
            para decir la misma frase
                        siempre
            en la misma situación.

Pido libertad de expresión
en la vida,
y en la poesía
pido anarquía de tinta
y que bolígrafos mueran desangrados
para gloria de los cartuchos de impresora.

Ratas,
continúo con vosotras.

Vuestra felicidad es solo un holograma
y vuestra calma
inyecciones de placebo que os proporciona la ignorancia.

Pero la ignorancia mata.
La felicidad reside en el fruto de la libertad,
mientras,
la tristeza
es el gusano del fruto del árbol de la ignorancia
pues
la ignorancia se traduce en autoengaño
y la mentira es una brida al cuello,
es esclavitud vitalicia.
La felicidad reside en el fruto de la libertad
y la sabiduría son sólo las semillas.

Ratas,
se trata de salvaguardar el órgano adecuado.
¿Por qué teméis contaminar vuestro pulmones,
si drogáis vuestro cerebro
cada tarde ante la tele?

Profanáis vuestro templo más sagrado
a base de fumar sofismas en base.
Ratas,
hacéis fumar en plata
a vuestros hijos
el veneno que a vosotros os mata.

            Ratas adiestradas como robots
            para decir la misma frase
                        siempre
            en la misma situación.

martes, 22 de mayo de 2012

Transbordo


Domingo, domingo…
SANTO DOMINGO-ÓPERA-SOL
transbordo.
Los vagones están sucios,
y la gente los ensucia.
Los túneles
son el único lugar auténtico.
Es tarde,
para ser Domingo,
sin embargo hay niños aquí,
ensuciando los vagones
y obviando los túneles,
adiestrándose.
Se ha ido el sol.
SOL-LAVAPIÉS-EMBAJADORES
transbordo.
Los domingos son para el barbecho,
                por eso
los lunes son puñetazos en la boca
pues tras el descanso
necesito vivir   
                y me obligan a sobrevivir.
Los domingos
son túneles de metro.
Nadie los ilumina
para no ver la REALIDAD.
…y las semanas son las estaciones.
TIRSO DE MOLINA-
SOL-GRAN V ÍA- TRIBUNAL
¿dónde queda tu oficina
 para irla a quemar?
LUNES-MARTES-MIÉRCOLES-
JUEVES-VIERNES-
transbordo.

domingo, 20 de mayo de 2012

Breves


Vagabundo perdido
busca instalaciones fijas
y un retrato abstracto de familia en la pared.

Empresario, vástago del sistema,
busca látigos de pago,
tangas de cuero y cremalleras
para disfrutar de la libertad de ser domado.

Ama de casa cansada,
casada con un bucle,
busca un ancla en fotos viejas
para no escapar espantada al ver su cara en el espejo.

Niño mimado aburrido
busca amigos con imaginación
que no le quieran por su Play Station.

Niño africano desempleado
busca amigos que no estén esperando su muerte para devorarle.

Chica busca chico.

Mujer finlandesa,
busca, desesperadamente, con lágrimas en los ojos,
el carmín rojo que tanto le gusta.

Gordo norteamericano se la busca.

Asesino en busca y captura
busca amordazar su conciencia
para no meterse una bala en la cabeza.

Asesino encarcelado
busca amigos y una bala para su venganza.

Asesino vestido de naranja
busca el botón del rewind
sentado en una silla de madera.

Abogado forrado
busca clientela en la mafia malagueña.

Chico busca chica.

Todos,
sin importar raza, edad, sexo, religión, ni afiliación política
buscan droga.

Y yo, cómo un imbécil,
estoy aquí, buscando un verso que termine con esto de una vez,
pero no lo encuentro.