martes, 30 de junio de 2015

Las moscas

Las moscas se alimentan de nuestro desprecio.

Las moscas son almas errantes
que arrastran condenas eternas,
son pecadores infames.

Son antiguos hijos de puta
encerrados en esos pequeños seres oscuros
que necesitan caca como combustible.

Las moscas
se alimentan de nuestro desprecio.

Si no consiguen molestar desaparecen,
mueren de inanición,
por eso buscan tu oreja y tu nariz;
necesitan el odio para sobrevivir.

Vendrán a por ti si te resistes,
las moscas sólo perciben la atención.

Las moscas se alimentan
de los manotazos y la desesperación
que emanamos. Y se la damos.

Les ponemos rabia en boles
y aspavientos en bandeja;
somos cómplices de su existencia.

Las moscas se alimentan de nosotros
y nos convierten a la vez en potenciales moscas,
nos llenan del veneno
que procede de nuestra propia mierda
y somos súbditos de su apetencia.

Nosotros alimentamos a las moscas.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Recemos para que sobrevivan

    ResponderEliminar