miércoles, 17 de octubre de 2018

Baila


Mira cómo se desliza lo que nace de la cima
de la verdad,
mira con qué naturalidad
se desmelena el alma al gusto de la música.
Mira cómo mueren los minutos muertos,
mira cómo vive el movimiento indescriptible
de un cuerpo a la deriva
            de las corrientes cósmicas.

Mira cómo miran los que no quieren jugar.

Mira con qué rabia aman las curvas
los que salen a rasgar el aire,
mira con qué tierra
clavan sus miradas y se enredan
            en la danza más insólita.
Mira con qué amor se agarran fuerte
y sufren bajando lento juntos hasta el cielo.

Mira cómo se miran los que salen a jugar.

Mira el fuego azul y magenta
que brota de las ramas de los dedos
de quienes sólo son hoja de otoño
en el ojo de un volcán dorado.
Mira cómo se deslizan sin mirar.
Mira cómo dejan de bailar y miran.

Mira cómo dejas de mirar y sales a jugar.

Mira cómo se puede no mirar
y ser sólo liebre libre,
como si no fuera para que alguien mire.
Deja de mirar si miran
y verás que fuera ya no hay nadie más mirando.
Baila como si no fueras a bailar
y sé sólo lluvia llena de sudor y estrellas.
Baila y no mires con quiénes.
Baila y deja que las horas vuelen.
Baila y deja que los vientres hablen.
Baila y suelta la maleta de la mente y juega
            y deja de mirar y mira cómo te deslizas
cuando naces de la cima de la verdad.

1 comentario: