jueves, 2 de noviembre de 2017

Tornillos

He guardado los tornillos que me sobran
en las bolsas vacías de la droga.


Prueba,
arráncame la antena unas horas
y lame los segundos de nadie que me cuelgan.


No tengo silencio en los bolsillos,
rebúscame en la riñonera.


He olvidado los caramelos
que no pudimos comernos ayer
en el bus que perderé por la mañana.


Venga,
bájate las garras y acaricia mi barba
mientras nuestras hormigas reconstruyen
el túnel de huída.


Ya no tengo cerebro para elaborar excusas,
si me rallo pulso “eject”.


Estoy quemando mis sábanas
para entrar en calor humano
con cualquier recuerdo retocado con tu cara.


Vuela,
me hace libre la estela que dejas,
en ella destilo el antídoto del ego.


No tengo tonterías de adorno
porque he desmontado las estanterías
para entrar en calor animal contigo.


Y he guardado los tornillos que me sobran
en las bolsas vacías de la droga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario